Limita con las siguientes pedanías del municipio de Murcia, al oeste: barrio del Infante Juan Manuel, al norte: barrio de Vistabella y Puente Tocinos, al este: Beniaján, al sur: con Barrio el Progreso, Los Garres y Lages y San José de la Vega.

Sus núcleos de población son Los Dolores, La Azacaya, Carril de la Enera y Rincón de los Ciegos.

En cuanto a la organización política de la pedanía, pertenece administrativa y políticamente al ayuntamiento de Murcia y posee una Junta Municipal como ámbito descentralizado, donde se gestionan las infraestructuras básicas. La Junta Municipal tras las elecciones de 2015 esta integrada por 9 miembros repartidos de la siguiente forma  Partido Popular (4 vocales),  Partido Socialista Obrero Español (2 vocales), Ciudadanos (2 vocales) y Cambiemos Murcia (1 vocal). En la actualidad , el alcade pedáneo y presidente de la Junta Municipal es D. Pedro Ángel Morales López.

Historia

El primer dato histórico de lo que hoy es el núcleo principal de la pedanía de Los Dolores aparece en el Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar de Pascual Madoz publicado en 1850. El autor alude a la existencia de varias ermitas en Beniaján entre las que se encontraba la de Nuestra Señora de Los Dolores. Dicha ermita formaba parte de una casa o hacienda localizada entre las actuales calles Alhambra, Mayor y Purificación Pardo que era propiedad, al igual que las tierras colindantes, de la familia Pardo. Esta fue la única construcción que hubo en la zona hasta los años 1920 momento en el cual los terrenos aledañosa la ermita fueraon vendidos y edificados.

El incremento de la población dio lugar a la disociación del núcleo en dos partidos el de Beniajan y el de San Benito, haciendo de límite la actual calle Mayor de la pedanía. En esta época el lugar comenzó a llamarse Ermita de Los Dolores y era gestionado por algunos vecinos denominados Hermanos Mayores.

En los padrones de 1950 y 1955 aparece como parte integrante del término de Beniaján la diputación de La Azacaya en la que constaba como núcleo de población la Ermita Nueva de Los Dolores. Esto es debido a que en ese momento La Azacaya era un núcleo más antiguo y poblado que Los Dolores a pesar de carecer de ermita. Fue dos años más tarde, el 27 de octubre de 1957, cuando debido a la necesidad de los vecinos de una comunicación más directa y autónoma con la administración municipal, La Azcaya alcanza la segregación de Beniaján y San Benito y nace como pedanía del municipio de Murcia siendo su primer alcalde pedáneo D. Manuel Muñoz.

Posteriormente, el 23 de noviembre de 1960 el Pleno del Ayuntamiento de Murcia acordó cambiar el nombre de la pedanía de La Azacaya por el de Los Dolores. Ese mismo año el padrón reflejaba una población de 2.803 habitantes, cifra que ha tenido una progresión constante al alza hasta alcanzar los actuales 4.932 habitantes.

Economía

La economía de Los Dolores tiene un carácter eminentemente terciario, sector que se ve ampliamente representado en la gran cantidad de comercios presentes en la pedanía y, sobre todo, en los numerosos negocios de distribución y venta al por mayor situados a lo largo de la Avenida de la Región de Murcia que no llegan a conformar, sin embargo, un polígono industrial propiamente dicho.

La industria se concentra sobre todo en el Polígono Industrial Comurpa, compartido con las vecinas pedanías de Beniaján y Los Garres y Lages. Se trata del segundo sector en importancia, en el que predominan la industria de la madera y la del metal.

Por último, el sector primario ha ido perdiendo peso gradualmente debido a la segregación de las fincas y al abandono de los cultivos por su escaso rendimiento económico. En la actualidad, las huertas son cultivadas a modo de entretenimiento o de tradición más que por el beneficio que se obtiene de ellas, a menudo inexistente. Son varias explotaciones de ganado vacuno las que mantienen activo este sector en la pedanía.

Patrimonio

Como patrimonio industrial la pedanía cuenta con una chimenea de ladrillo situadao entre la Avenida de la Región Murciana y el río Segura denominada Chimenea del Parra en alusión al nombre de la ya desaparecida fábrica de la que formaba parte. Dicha construcción está catalogada como Bien de Interés Cultural al igual que otras chimeneas de igual similitud.

ppr_8913
X